• Juan Guerrero N.

¿NOS GUSTA LA DISCIPLINA?

Estudiantes evangelistas: Disciplinados y ordenados


“Oh Timoteo,  guarda lo que se te ha encomendado,  evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas,  y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos,  se desviaron de la fe.  La gracia sea contigo.  Amén.”

1 Timoteo 6:20-21.



Muchas veces cuando usamos la palabra disciplina, la asociamos directamente con la palabra corrección o castigo, pensando que consiste en corregir y a veces sancionar un acto de error o pecado.Sin embargo, Disciplina es: Doctrina, instrucción de una persona, especialmente en lo moral.Cuando analizamos la moral, esta se refiere a las acciones, conductas y comportamientos relacionados tanto a lo que deriva de la bondad (lo bueno) o la malicia (lo malo).Un joven y Señorita que se dedicaa la evangelización, debe siempre procurar mantener una conducta moralmente adecuada y que derive de lo que la palabra de nuestro Dios nos enseña.Por esto, el salmista señala:“Con que limpiará el Joven su camino, con guardar tu palabra”(Salmo 119:9).Siempre el Joven estudiante encontrará que su camino está siendo abordado por distintas influencias del demonio, del mundo y de su propia carne, que instan a desordenar lo que Dios un día ordenó.


Con Disciplina y orden siempre tendremos una vida que agrade al Señor y esto asegurará nuestro éxito en la labor Evangelistica y en todos los aspectos de la vida cristiana. ¿Quiere usted tener éxito en su vida cristiana?

Recordemos que Pablo el Apóstol, preocupado por el orden señaló: “pero hágase todo decentemente y con orden” (1 Corintios 14:40). Cuando la Tierra estaba desordenada y vacía, Dios no realizó otras obras creadoras hasta que lo ya creado fuera ordenado. Antes de que Dios obre por nosotros y en nosotros, debemos procurar mantenernos en forma ordenada ante Él. ¿Cómo es posible esto? Mediante la Disciplina o Doctrina que nos enseña la Santa Biblia. Por esto es fundamental, que tanto el Joven como la Señorita que Dios le ha llamado a ser un evangelista en su Universidad, Instituto o Liceo, siempre procure aprender de las Sagradas Escrituras, ya que por ellas aprendemos el orden que debe tener nuestra conducta.


¿Qué puntos debemos considerar en la disciplina que debe tener un estudiante evangelista? He aquí comparto algunas recomendaciones:

1.- Que nada se interponga entre usted y Dios. Ni la persona o cosa que nosotros consideremos más preciada puede ocupar el primer lugar. Dios sea siempre su primer amor: Apocalipsis 2:4


2.- Sea respetuoso y obediente a sus padres, honrándolos siempre con gestos de amor, actos y palabras. Sus sabias advertencias y reprensiones son más que la mucha educación: Éxodo 20:12 , Proverbios 13:1


3.- Levántese temprano, para buscar a Dios en la oración, sólo buscando su rostro mantendremos la comunión con la trinidad: Salmos 63:1


4.- Medite todos los días en un mensaje de la Palabra del Señor, escudriñe en profundidad, enriqueciendo su vida para compartir estas riquezas y dar fruto cuando fuere tiempo: Salmos 1:1-3.

5.- Ejercite el dominio propio sobre sus deseos y aspiraciones; muchas veces el enemigo las usa en nuestra propia contra para que nos opongamos a la Palabra del Señor y su buena y santa voluntad. Para esto pida poder de Dios sobre usted: 2 Timoteo 1:7.


6.- Acuda y participe activamente en los cultos, oraciones, predicaciones y todas las actividades que están programadas en su Iglesia: Hebreos 10:25.


7.- Obedecer en todo tiempo a su Pastor, Junta de Oficiales, Guías y toda autoridad cristiana, amándolos y respetándolos porque son siervos del Señor: 1 Tesalonicenses 5:12 y 13.


8.- Esfuércese por aprovechar todo su tiempo disponible para procurar siempre tener los mejores resultados académicos, no confiando en lo humano, ni tampoco dejando sólo la responsabilidad al Señor: Daniel 1:17-20.


9.- Sea puntual en cada cita que Dios le haga, servicios de cultos, predicación, oraciones, etc., sobre todo si usted tiene que presidir. La impuntualidad no es una virtud cristiana: Eclesiastes 3:1.

10.- Confíe en que todos los beneficios temporales (becas, créditos u otros) que pueda lograr, provendrán exclusivamente de Dios, por lo tanto debe omitir participar de actividades de protesta, rebeldía, violencia u oposición a cualquier autoridad humana. Aporte con buenas ideas en la Santidad de Dios, ore y espere la voluntad de nuestro Padre que está en los cielos y que es poseedor de los infinitos recursos: Romanos 13:1-5.

11.- No brinde ni entregue sus virtudes, inteligencia y habilidades para el mundo, sino entregue de lleno sus capacidades a Dios quién es dador de toda buena dádiva y de todo don perfecto. Nada es suyo, todo proviene de nuestro Dios: Santiago 1:17.

12.- Use bien la tecnología que está en sus manos, no sea que ella lo domine a usted. San Mateo 5:29 y 30.

13.- No se deje seducir para liderar movimientos estudiantiles, o ser arrastrado por ellos. Ore por causas justas sin comportarse injustamente. Sea líder de su propia vida, conduciéndose hacia Dios y contribuya a la evangelización y salvación de otros: 1Timoteo 4:16.

14.- Prívese de cualquier actividad que corrompa su alma. Busque las buenas amistades y las conversaciones que agraden al Dios que todo lo ve y oye: 1 Corintios 15:33.

15.- Perfeccione sus predicaciones por medio de la permanente oración, ayuno y estudio de la Palabra. Nunca contienda sobre palabras ni sea dado a la vana palabrería. Conságrese para que use bien la Palabra de verdad: 2 Timoteo 2:14-16.

16.- No importando el alto nivel académico que alcance o pretenda alcanzar, recuerde siempre mantener su nivel espiritual. Viva en humildad y mansedumbre recordando el divino ejemplo de nuestro buen maestro: San Juan 13:12-17.

18.- Cuídese de los amoríos y pasiones propias de la juventud. Sólo santificado podrá ser útil. No dé lugar a la tentación del pololeo para que invoque con corazón limpio a Dios. 2 Timoteo 2:21-22.


19.- Respete a los ancianos y ancianas de la Iglesia, póngase de píe al saludarles y siempre con ternura y amor fraterno: Levítico 19:32.

Muchas más son las infinitas recomendaciones que podríamos considerar. Con Disciplina y orden siempre tendremos una vida que agrade al Señor y esto asegurará nuestro éxito en la labor Evangelistica y en todos los aspectos de la vida cristiana. ¿Quiere usted tener éxito en su vida cristiana? Recordemos las últimas palabras de Pablo escritas es su primera carta a Timoteo: “Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén.” (1 Timoteo 6:20-21).

Para nuestro Cristo quién nos ha llamado y salvado con amor eterno, sea por siempre la honra y la gloria.